12 pasos para crear una empresa

emprendimiento negocios Dec 12, 2020
Hombre mirando a un rascacielos

 Por Alicia López Landes 

Índice

Beneficios de crear tu propia empresa

Pasos para crear tu empresa

  1. Realiza una lluvia de ideas
  2. Define tu socios
  3. Investiga el mercado
  4. Delimita tu producto o servicio
  5. Establece tus proveedores
  6. Define tu presupuesto
  7. Define tus objetivos
  8. Crea un concepto
  9. Establece los temas legales
  10. Busca un espacio
  11. Define tus plataformas
  12. Promociona tu empresa

Encuentra el mejor acompañamiento para tu negocio

 

Hoy en día es posible encontrar muchas más oportunidades de negocios que antes, ya que contamos con nuevas plataformas para poder difundir y potenciar nuestras ideas. 

Sin embargo, las empresas no se crean sin una buena cantidad de trabajo antes y es justamente por eso que no todo el mundo tiene una

Por eso, si quieres crear una empresa, primero es necesario que tomes en cuenta una serie de puntos que harán que esta tarea sea mucho más fácil.

En el siguiente video, Sebastián Jara, director de la Academia F5 te cuenta todo lo que necesitas saber sobre el tema:

 

 

No olvides que en la Academia F5 ofrecemos Mentorías para tu negocio, en las cuales puedes aprender todos estos pasos con un enfoque y acompañamiento personalizados.

 

Y si has estado pensando en cómo desarrollar un negocio propio, hoy en la Academia F5 te traemos estos consejos que te servirán para organizar mejor tus tareas y dar ese gran paso hacia el emprendimiento. 

 

Beneficios de crear tu propia empresa 

Si ya llevas un tiempo pensando si vale la pena realizar el esfuerzo que conlleva crear tu propio negocio, aquí te contamos algunos de los beneficios que te puede traer

 

  • Independencia

Si bien tener un trabajo con una remuneración fija puede ser una buena opción, también puede ser bastante restrictivo.

Esto porque no te permite tomar decisiones libremente respecto a los proyectos en que participes o las inversiones que se realicen en tu empresa. 

Al tener tu propio negocio puedes orientar tus proyectos tú mismo, definiendo cómo invertir tu capital e incluso con quién trabajar

 

  • Libertad financiera

La libertad financiera que se logra cuando llegas a ser tu propio jefe también está llena de responsabilidad

Sin embargo, tener un control directo sobre tus finanzas y cómo se administra el capital de tu empresa te permite crear cosas nuevas con mayor libertad.

Además te permite dirigir tus proyectos sin tener que estar pidiéndole permiso a alguien más.

 

  • Realización personal

Puede que crear una empresa no sea tan fácil como suena y por esa misma razón una vez que lo consigas te sentirás realizado por haber cumplido tus metas y logrado esa independencia para ejecutar tus proyectos. 

Para aprender de manera personalizada a cómo desarrollar tu negocio, en la Academia F5 podemos ayudarte.

 

Pasos para crear tu empresa

 

 

  • Realiza una lluvia de ideas

 

La lluvia de ideas o brainstorming suele ser una técnica grupal que se utiliza para generar ideas nuevas. 

Al hacer brainstorming, todos los participantes de la dinámica dan una idea relacionada a un concepto, ya sean palabras o frases que tengan que ver con el objetivo propuesto. 

A la hora de crear tu negocio, lo primero que necesitas es tener una idea sobre qué producto o servicio ofrecerás

Así que si en algún momento te encuentras pensando no sólo “cómo crear mi propia empresa” si no también “qué ofreceré en mi empresa”, hacer brainstorming siempre es una buena idea, aunque no cuentes con un grupo para realizar esta dinámica.

Para hacer una lluvia de ideas primero debes deshacerte de las distracciones, buscar un lugar tranquilo donde las ideas puedan fluir mejor. 

Luego, conéctate con tus objetivos ¿qué quieres lograr al crear tu empresa?¿qué cosas te gustaría vender?¿cómo podrías innovar o mejorar lo que ya existe? 

Probablemente al ponerte a pensar en todo esto muchas ideas llegarán a tu mente. Intenta anotar la mayor cantidad que puedas, por más descabelladas que parezcan, ya que así podrás armarte una idea general de lo que quieres.

 Luego, sólo es cuestión de empezar a filtrar tus ideas y elegir aquella que sientas que puedes llevar adelante y que te guste. 

 

  • Define tus socios

 

Cuando hayas decidido una idea para desarrollar en tu empresa, es bueno que empieces a definir si lo harás solo o si te asociarás con alguien para realizar tu proyecto.

Recuerda que armar una sociedad trae el beneficio de que la empresa puede comenzar con un capital mayor de inversión, lo que hará el proyecto pueda avanzar más rápido o comenzar desde una etapa más avanzada, con mejores herramientas para su desarrollo.

Al mismo tiempo, tener un socio puede ayudarte a obtener una nueva perspectiva sobre lo que quieres lograr en la empresa. 

Además tener un socio te da la posibilidad de repartir las tareas a realizar, haciendo que todo sea mucho más rápido y simple.

 

  • Investiga el mercado

 

Una vez que hayas definido qué vas a ofrecer en tu empresa, ya sea un producto o servicio, es momento de investigar tu competencia y ver qué estrategias se están usando para vender en esa área.

No se trata de copiar lo que tu competencia se encuentre haciendo, sino de recopilar las mejores ideas y darles un giro único para tu empresa. 

Al mismo tiempo, no dejes que estas ideas limiten tu creatividad, ya que el hecho de que tu competencia se encuentre utilizando una determinada estrategia, no quiere decir que tú no puedas crear una propia para tu empresa.

Esta investigación de mercado debe incluir qué productos ofrece tu competencia, cómo los ofrece, qué plataformas utiliza para vender, cuál es su público. Mientras más datos puedas recopilar sobre esto, mejor.

También investigar a tu competencia te servirá para determinar correctamente los precios de tus productos o servicios con tal de generar ofertas más atractivas para el público. 

 Si necesitas ayuda hasta aquí, no olvides que en la Academia F5 nos importa tu negocio, por eso creamos las Mentorías personalizadas

 

  • Delimita tu producto o servicio

 

Ya teniendo una idea de lo que te gustaría ofrecer y de lo que está haciendo la competencia, es importante que delimites claramente aquello que ofrecerás

Esto significa que, si quieres vender productos en tu empresa, debes establecer un catálogo fijo  y organizado para vender

Al mismo tiempo, es importante que consideres todo lo que necesitarás de manera anexa a esa venta

Por ejemplo, si lo que quieres es vender productos de belleza por internet, necesitarás insumos para realizar el despacho, como cajas, envoltorios y etiquetas. 

Tomar esto en cuenta es muy importante ya que luego podrás calcular con mayor facilidad tu presupuesto inicial. 

Si es que tu empresa ofrecerá servicios, te recomendamos hacer un esquema con las etapas de tu servicio, quiénes participarán en él, cuánto tiempo tomará y todo lo que este incluirá. 

No olvides que es fundamental que tu servicio esté bien definido, ya que si no será más complejo ofrecerlo al público.

Para ambos casos, tanto de productos como servicios, tener ideas fijas sobre lo que ofrecerás te ayudará a que presentar tu producto al público sea mucho más fácil. 

Así, mientras más claro tengas cada detalle de tu empresa, más fácil será lograr tus objetivos. 

 

 

  • Establece tus proveedores

 

Cuando ya sepas qué ofrecerá tu empresa, es hora de definir tus proveedores, es decir de dónde sacarás cada producto e insumo para tu negocio

Para poder establecer de dónde sacarás cada cosa, primero debes investigar exhaustivamente la mejor opción para ti. Esto no sólo implica buscar en línea sino también preguntar a gente que ya se encuentre dentro del rubro.

A continuación, cuando tengas una baraja de opciones, debes comparar y establecer una relación entre precio y calidad y escoger la que resulta más conveniente para tu empresa y se ajuste a tu idea de negocio.

 

  • Define tu presupuesto

 

Ahora que has clarificado qué vas a ofrecer en tu empresa y qué vas a necesitar para poder vender tus productos o servicios, viene un punto fundamental para todo negocio: definir un presupuesto.

Si bien establecer tus gastos iniciales puede sonar aterrador al principio, no olvides que una vez que tengas todo bien organizado y ejecutes correctamente los procesos de tu empresa, el retorno de la inversión llegará solo.

Para definir tu presupuesto debes tomar en cuenta el capital humano, las horas de trabajo que se invertirán, lo materiales a utilizar, los productos que deberás comprar y todos los detalles que signifiquen un gasto.

En este punto nunca olvides que el tiempo es dinero, por lo que cada tarea que tanto tú como otros realicen dentro de la empresa debe tener una remuneración correspondiente. 

Por eso siempre es bueno buscar las mejores alternativas para optimizar los diferentes procesos.

Si necesitas acompañamiento para llevar a cabo estos pasos en tu empresa, no olvides que en la Academia F5 podemos ayudarte.

 

  • Define tus objetivos

 

 

Una vez que hayas dejado claro todo lo anterior, es hora de definir tus objetivos. Para ello debes responder a la pregunta: ¿qué quiero lograr con mi empresa? 

Si bien puede sonar una pregunta genérica, es bueno que te plantees objetivos que puedas cumplir en un plazo de tiempo determinado

Así, si por ejemplo quieres crear una empresa que venda seguros, debes tomar tu capital inicial y fijarte un plazo para recuperar esa inversión. 

O, por otro lado, puedes establecer un número de ventas y ganancias mensuales como meta.

Esto no sólo te ayudará a medir si tu empresa está rindiendo frutos, sino que también te ayudará a enfocar tus esfuerzos y organizar tu trabajo cada mes. 

Además, cumplir tus metas hará que te sientas más realizado respecto a tu esfuerzo. 

 

  • Crea un concepto

 

En esta etapa es momento de desplegar toda tu creatividad posible, ya que aquí es cuando debes determinar cómo se presentará tu empresa al público. 

Si bien suena fácil, en realidad requiere de la creación de toda una estrategia que influirá considerablemente en las ventas que logres más adelante. 

Para poder crear un concepto debes pensar sobre todo en quién es tu cliente ideal. Es decir, quién deseas que requiera los servicios de tu empresa o compre sus productos.

Para hacer esto, te recomendamos definir un buyer persona, un personaje hipotético que represente a tu cliente ideal.

Luego, debes definir qué personalidad tendrá tu empresa a la hora de comunicarse con tu cliente ideal para así orientar todo el contenido de tu web, el logo, las gráficas y todo lo que sea necesario para darte a conocer

Dentro de esto, si no lo habías pensado anteriormente, se encuentra un punto muy importante: definir el nombre de tu empresa. 

 

  • Establece los temas legales

 

Luego de haber establecido los puntos cruciales de tu empresa, es momento de llevar todo a la realidad. 

Esto significa realizar todos los trámites legales que le den a tu empresa una identificación que le permita operar oficialmente.

Si bien cada proceso depende del país en el que te encuentres, por lo general debe completarse un registro con todos los datos de los integrantes de la empresa, sus firmas como socios y el nombre que esta tendrá. 

¿Por qué es importante registrar tu empresa? Porque así no tendrás problemas vinculados con el pago de impuestos, el pago de sueldos y todos los beneficios de salud y pensión de tus empleados. 

Además, tener una empresa registrada legalmente te permite funcionar en plataformas internacionales y acceder a mayores beneficios que si no realizas estas diligencias.

Para aprender más sobre este tema de manera personalizada, puedes acceder a una de nuestras mentorías con Sebastián Jara, especialista en marketing y emprendimiento.

 

  • Busca un espacio

 

En este punto, tu empresa ya está prácticamente creada, por eso es muy importante que definas los espacios que utilizarás para realizar tu trabajo.

Esto incluye una oficina para ti y tus empleados y bodegas de almacenamiento para tus productos, en el caso de que tu empresa se dedique a la venta de productos.

También toma en cuenta que en la actualidad el teletrabajo se ha vuelto una realidad y cada vez se desarrollan más herramientas para realizarlo de manera efectiva. 

Por eso, es importante que evalúes qué tan necesario es utilizar un espacio físico en las labores de tu empresa, ya que muchas de estas funciones pueden realizarse de manera remota.

Tampoco olvides que el espacio en el que establezcas tu empresa también afectará tu presupuesto, así que, tal como con los proveedores, es recomendable que estudies en profundidad varias opciones para encontrar la más conveniente. 

 

  • Define tus plataformas

 

Si a la hora de buscar un espacio, definiste que sería mejor que tu empresa opere de manera digital, es importante que establezcas las plataformas que utilizarás para vender tus productos u ofrecer tus servicios. 

Dentro de la opción digital, lo mejor es que tu empresa tenga un sitio web, ya que te servirá como una carta de presentación de tu negocio. 

La ventaja de tener un sitio web es que puedes incluir toda la información que le servirá a tus clientes e incluso puedes utilizarlo para vender directamente. 

En cambio, si tu empresa es más pequeña, una muy buena opción es utilizar las redes sociales para darte a conocer. 

Si creas un buen contenido que resulte llamativo para tus seguidores, incluso podrás realizar ventas utilizando las redes sociales.

También es importante tomar en cuenta todas las herramientas digitales que te pueden servir para organizar tu trabajo. En el siguiente video, Sebastián Jara, director de la Academia F5 comparte algunas aplicaciones esenciales para que tu negocio crezca. 

 

  • Promociona tu empresa

 

Por último, cuando ya tengas todo armado en tu empresa y estés recibiendo ingresos, es importante que te encargues de promocionarla. 

Para esto, existen muchas estrategias que puedes utilizar, la que elijas dependerá de tu cliente ideal y de las plataformas que decidas utilizar.

Por lo general, para toda empresa es importante tener presencia en redes sociales, ya que mucha gente las utiliza y es una muy buena forma de llegar a más personas. 

No obstante, no todas las redes sociales le servirán a tu negocio y los resultados que obtengas en la red que elijas dependerán netamente del contenido que crees y la interacción que logres con tus seguidores.

La red más utilizada en este momento es Instagram, aunque resulta bastante complejo crecer de manera orgánica en esta red, es decir, sin pagar publicidad.

Por esto, una buena estrategia podría ser pagar anuncios en Instagram y crear contenido para LinkedIn y Tik tok, redes en las que hoy resulta más rápido crecer de manera orgánica. 

Otra alternativa, que puedes ejecutar paralelamente a la estrategia de redes sociales, es crear un blog en tu página web con contenido de interés y utilizar estrategias de SEO para posicionarte mejor en las búsquedas de Google sin tener que pagar.

 

Encuentra el mejor acompañamiento para tu negocio

 

En el ámbito del marketing y las promociones para tu empresa existen muchas vías que puedes tomar. 

Por eso, recuerda que en la Academia F5 te guiamos para que puedas crear la mejor estrategia de marketing para tu negocio.  

 

 

Si aún te quedan dudas sobre cómo crear una pequeña empresa puedes contactarnos a [email protected]