¿Cómo empezar un emprendimiento propio?

ecommerce marketing social media Dec 12, 2020
Hombre mirando su computadora

Por Alicia López Landes

Índice

  1. Delimita tu producto
  2. Establece tus proveedores
  3. Planifica la producción
  4. Define tu método de ventas
  5. Administra tus finanzas
  6. Promociónate 
  7. En la Academia F5 te ayudamos

 

¿Te ha pasado que tienes una idea para un negocio pero no sabes cómo llevarla a cabo? ¿O que te gustaría emprender pero no sabes qué pasos seguir

El camino del emprendimiento se encuentra lleno de altos y bajos, por eso es importante tener un plan de acción que te permita organizarte mejor a la hora de alcanzar tus metas. 

Hoy en la Academia F5 te contamos en detalle qué pasos seguir para empezar tu propio emprendimiento, para que así puedas dar inicio a este camino mucho más preparado y listo para el éxito. 

 

 

  

1. Delimita tu producto

 

 

Cuando empiezas un negocio lo más importante de todo es tener muy claro qué vas a vender. Puede sonar bastante obvio, pero lo cierto es que muchos emprendimientos fracasan porque su oferta no se encuentra bien definida.

Por eso, antes de empezar con las ventas y promociones, piensa primero si lo que ofrecerás es un producto o servicio. 

Para diferenciarlos debes tomar en cuenta que los productos son objetos como ropa, comestibles, coleccionables, o insumos de cualquier tipo.

Y por otro lado los servicios son acciones que tu empresa realiza luego de ser contratada. 

Si lo que quieres es vender productos, es recomendable que tu catálogo sea lo más acotado posible o se adecúe a una sola categoría. 

Por ejemplo, si lo que quieres es vender cervezas, entonces sí puedes ofrecer diferentes variedades de cerveza o vasos para beber cerveza. 

No obstante, en este caso no sería buena idea incluir objetos decorativos para el hogar en tu tienda de cervezas. 

Esto es importante porque más adelante, cuando debas promocionar tu producto y crear una estrategia comunicativa, tenerlo claramente definido y acotado a una sola categoría hará mucho más fácil presentarlo y explicarlo a los clientes, lo que hará más fácil venderlo. Lo mismo ocurre en el caso de los servicios.

 

2. Establece tus proveedores

 

 

En este punto debes pensar que vas a necesitar para poder vender. 

En el caso de que quieras vender un producto, no sólo necesitas saber de dónde lo sacarás, sino también qué insumos utilizarás en su fabricación, despacho, etc. 

Por eso esta etapa es importante, ya que si defines bien tus proveedores y todo lo que necesitarás para poder vender, también tus gastos quedarán bien definidos, lo que te ayudará a llevar un mejor orden de las finanzas en tu negocio.

En el caso de los productos, en esta etapa también va incluido cómo realizarás los despachos, que pueden ser contratando a una empresa especializada o realizarlos por tu cuenta.

En el caso de los servicios, la lista de los proveedores se extiende, ya que es necesario tomar en cuenta cada elemento que utilizará tu empresa al momento de brindar ese servicio, desde las personas hasta los insumos.

 

3. Planifica la producción

 

 

La producción de tu producto viene a ser todo el proceso desde que lo fabricas o lo compras hasta que está listo para ser despachado.

En este sentido, es importante que conozcas cada proceso de la producción y organices el tiempo que esta te tomará.

¿Por qué debes conocer cada proceso de la producción? Porque de haber fallas o retrasos con el tiempo, podrás buscar soluciones con mayor facilidad

Además, si tienes claro qué necesitarás para lograr tu producto, te será mucho más fácil encontrar las opciones más convenientes.

Por ejemplo, si tu producto son chocolates artesanales hechos por tí, entonces no basta con que sepas sólo la receta de los chocolates.

También debes tener en cuenta la adquisición de los materiales que utilizarás y encontrar el lugar más conveniente en términos de precio para poder adquirirlos. 

En el caso de los servicios, también es muy importante dejar claro qué incluye tu servicio y cuál será el procedimiento a ejecutar a la hora de ofrecerlo.

Si tu negocio ofrecerá algún servicio, debes optimizar la manera de llevarlo a cabo.

Esto significa dejar bien definido tanto para quien lo ejecutará como para el cliente qué es lo que irá incluido en él.

Para aprender más sobre cómo potenciar tu negocio únete a nuestro Entrenamiento “Crea contenido Smart y aumenta las ventas”.

 

 

4. Define tu método de ventas

 

 

Luego de tener toda la planificación de tu emprendimiento, desde qué ofrecerás hasta cómo lo fabricarás, debes definir lo más importante: cómo vas a venderlo

Para esto, tienes varias posibilidades, unas mejores que otras, pero acá te explicaremos específicamente algunas plataformas digitales que te ayudarán a llevar tu negocio a más personas.

 

  • Shopify

Shopify es una plataforma web pagada que te permite crear un catálogo para vender tus productos. 

Posee diferentes planes y precios según las necesidades de tu negocio y qué tantos complementos quieras agregarle al diseño de tu página. 

 

Beneficios:

  • Te permite montar una web sin necesidad de tener conocimientos informáticos.
  • Posee una gran variedad de complementos y plantillas que puedes utilizar para que tu sitio quede justo como quieres.

 

Contras

  • No se puede utilizar de manera gratuita, por lo que debes buscar el plan que más le acomode a tu negocio.

 

  • Kajabi

Kajabi es otra plataforma que te permite crear una web, en este caso para vender servicios. 

Si bien su interfaz es bastante sencilla y no posee tantos complementos, sí te da la posibilidad de almacenar y gestionar los datos de tus clientes.

Esto te permite crear automatizaciones de correos para mantenerlos informados sobre las novedades de tu negocio.

 

Beneficios

  • Te permite crear varias páginas para tus servicios, hacer promociones, cupones de descuento, planificar eventos y automatizar tus emails.

 

Contras: 

  • Al igual que Shopify, debes pagar para poder utilizar sus herramientas. Además, sólo está disponible en inglés.

 

  • Instagram

Si piensas que tu negocio aún no se encuentra listo para dar un salto a la web, Instagram es un muy buen lugar para comenzar 

Esto debido a que es una plataforma que cuenta con varios formatos: tienes las historias, IGTV, el feed, los lives, Reels y además tienes catálogos de ventas dentro de la misma app. 

No obstante, si quieres lograr muchas ventas en Instagram, es recomendable crear una estrategia de contenido que te permita atraer clientes de manera orgánica (sin pagar publicidad) y complementar esto con avisos dentro de la aplicación.

 

Beneficios

 

  • Todo el mundo está en Instagram, por lo que es un buen lugar para dar a conocer tu negocio. 
  • Además, puedes crear campañas publicitarias y segmentar el público que las recibirá. 

 

Contras: 

  • No es una plataforma que te permita comprar directamente, sino que redirige a los clientes a tu sitio web.

 

  • Whatsapp Bussiness

Independiente de la plataforma que escojas para realizar tus ventas, siempre es conveniente tener una cuenta en Whatsapp Bussiness. 

Esta es una modalidad que ofrece Whatsapp, la aplicación de mensajería, exclusiva para empresas. 

Con ella, puedes crear un perfil para tu negocio y comunicarte directamente con tus clientes.

Una buena estrategia es colocar en la descripción de tu perfil de Instragram un enlace redirigiendo a tus clientes a tu chat de Whatsapp.

Esto es muy útil para coordinar tus ventas si aún no has creado un sitio web. 

Sin embargo, es importante que respondas rápidamente esos mensajes, ya que los clientes pueden perder rápidamente el interés. 

 

Beneficios: 

 

  • Es gratis y permite comunicarte instantáneamente con tus clientes.

 

Contras: 

 

  • Aún no se pueden realizar compras directamente en la app, al igual que Instagram, Whatsapp redirige a tus clientes a tu sitio web. 

 

 

5. Administra tus finanzas

 

 

Si bien este punto puede parecer bastante obvio, un negocio no funciona si es que no está obteniendo ganancias. 

Por eso, cada mes encárgate de realizar un balance de tus gastos e ingresos para así saber si es que tu inversión inicial está rindiendo frutos. 

Además, encárgate de llevar una planilla con todos los gastos e ingresos de tu negocio. 

En ella, incluye los sueldos de tus trabajadores, los pagos a proveedores, los gastos en otros insumos y todo el flujo que exista en tu negocio.

 

  • ROI: Retorno de la inversión

Una métrica que te puede ser útil para saber si tu inversión inicial está rindiendo frutos es el ROI o Retorno de la Inversión

 

Para medirlo, primero necesitas saber:

 

  1. La ganancias que ha generado la empresa en un período de tiempo.
  2. Cuánto fue la inversión de ese período.

 

Luego, debes aplicar la siguiente fórmula: 

 

ROI = (Ganancia – Inversión) / Inversión

Por ejemplo, si quieres calcular el ROI de un mes cuya inversión fue de $2000 y sus ganancias de $5000, el resultado es de 1.5%. 

Esto quiere decir que tu Retorno de la Inversión fue de un 1.5% ese mes o, en otras palabras, ganaste 1.5 veces más de lo que invertiste. 

Este cálculo puede ayudarte a saber si es que debes cambiar de estrategia en tu negocio o abaratar costos para que así su Retorno de la Inversión sea mayor. 

Para aprender algunos secretos sobre el ROI, te invitamos a ver este video en el canal de Sebastián Jara, director de la Academia F5.

 

 

 

6. Promociónate 

 

 

Por último, pero no menos importante, viene el momento de promocionar tu negocio. 

Es importante tomar en cuenta que antes de crear estrategias de promoción, necesitas que tu negocio ya se encuentre en marcha.

Además, es importante que tenga todos sus procesos optimizados para poder dar abasto ante una mayor cantidad de posibles clientes.

 

  • Define un objetivo

 

El primer paso para planear una estrategia de marketing para tu emprendimiento es definir tu objetivo.

Esto puedes hacerlo respondiendo a la siguiente pregunta: ¿Qué quiero lograr con mis anuncios? 

Si bien puede parecer fácil a simple vista, al profundizar en esta pregunta te darás cuenta de que un anuncio puede generar múltiples efectos en el receptor.

Es por esto que debes escoger uno y orientar tu estrategia comunicativa hacia él. 

 

¿Cuáles pueden ser tus objetivos?

 

  • Captar clientes: Captar clientes implica llamar la atención del público al que desees llegar, logrando que sigan tus redes sociales o completen formularios de contacto.

 

En esta etapa hay varias estrategias de marketing que se pueden aplicar, como generar contenido atractivo o crear campañas en Google o Redes Sociales. 

 

  • Activar tu comunidad digital: Esto consiste en generar dinámicas a través de redes sociales o en tu página web que logren aumentar la interacción por parte del público. 

 

Una buena forma de lograr esto es a través del marketing de contenidos.

 

  • Convertir clientes: Esto significa generar ventas, descargas, registros, o lo que sea que tu emprendimiento busque para completar su ciclo de negocio. 

 

Una estrategia para lograr conversiones es, por ejemplo, realizar promociones de descuentos o beneficios gratuitos adosados a tu producto o servicio. 

 

  • Fidelizar clientes: Una vez que tus clientes ya han concretado su compra en tu negocio, resulta mucho más fácil y barato mantenerlo como cliente que salir a captar clientes nuevos. 

 

Por eso, para fidelizar a tus clientes es recomendable seguir manteniendo el contacto con ellos y ofrecerles beneficios por haber comprado en tu emprendimiento. 



  • Define tu target

 

Una vez que tengas claro tu objetivo, viene el momento de definir tu target, es decir, a quién apuntará tu campaña. 

Este puede encontrarse respondiendo preguntas como ¿A quién le quieres vender? ¿Cómo es el comprador ideal de tu producto? ¿Para quién está pensado tu producto o servicio?

Una vez que tengas una respuesta, debes considerar todos los aspectos que definen a este cliente ideal, tales como sexo, rango etario, clase social, ubicación geográfica, aspectos socio culturales, etc. Mientras más características puedas definir de este cliente, mejor.

Luego de delimitar a tu cliente ideal, puedes representarlo mejor a través de un Buyer Persona.

Este es un cliente ficticio, con nombre y apellido, que ilustrará al sujeto al que quieras llegar con tu negocio. 

 

  • Define tu estrategia comunicacional

 

La estrategia comunicacional que crees para tu emprendimiento definirá prácticamente cómo le presentarás tu negocio al público.

En ella se incluye todo lo que es la estética de tu marca, como el logo, las tipografías, los colores a usar, además del tono en el que se comunicará, que puede ser cercano, alegre, serio, etc. 

Todos estos aspectos dependerán de tu target, ya que no es recomendable, por ejemplo, utilizar un lenguaje juvenil en tu contenido si tu marca va orientada a un público de rango etario mayor. 

Debes tomar en cuenta que cada elemento que utilices para representar tu marca, incluso los más pequeños detalles, tendrá un significado para tus potenciales clientes.

Para comenzar a definir tu estrategia comunicacional te recomendamos que aclares qué quieres que el cliente piense, sienta y haga al encontrarse con tu marca.

Luego, es importante determinar qué recursos comunicacionales (imágenes, videos, textos, lenguaje) utilizarás para lograr aquello. 

 

  • Establece tus plataforma digitales

 

Tomando en cuenta todo lo anterior, es momento de determinar cuáles serán tus plataformas de promoción. Estas pueden ser la web, redes sociales o ambas. 

Dentro de las promociones web, lo más usado es Google Ads, dentro del cual cuentas con una serie de formatos en distintos canales para poder mostrar tus productos o servicios al público, entre ellos las búsquedas, sitios webs o YouTube. 

Por lo general los avisos en las búsquedas se utilizan cuando tu producto ya es conocido y tiene una amplia competencia. 

Por otro lado, dentro de redes sociales, cuentas con Facebook, Instagram, Linkedin, Tik Tok e incluso Pinterest. 

Por lo general, los avisos pagos dentro de estas plataformas sirven para dar a conocer un producto innovador que tiene bajas probabilidades de ser buscado en Google.

La mejor red social para tu emprendimiento dependerá, nuevamente, de lo que desees transmitir. 

Por lo general la más recomendada es Instagram, pero Tik Tok y Linkedin son hoy en día buenas redes para crecer mucho y rápidamente.

 

  • Genera Leads

 

Los leads son los datos de tus clientes, principalmente su nombre y su correo. 

Obtener leads forma parte de la captación de y te sirve para luego dirigir tus campañas hacia aquellas personas que mostraron interés en tus productos y rellenaron algún formulario en tu web.

 

¿Cómo generar Leads?

Seguramente alguna vez has comprado algo en línea y has tenido que llenar un formulario con tus datos. 

Esto no sólo es para que la tienda pueda tener tus datos de envío, sino también para redirigirte la publicidad de sus productos. 

Por eso, es importante que tus redes sociales y tu sitio web ofrezcan contenido al que el público pueda acceder llenando un formulario que posteriormente te generará una base de datos de potenciales clientes que ya manifestaron interés en tu negocio.

 

7. En la Academia F5 te ayudamos

 

No olvides que en la Academia F5 te asesoramos para que tu emprendimiento llegue al siguiente nivel. 

Por eso, creamos nuestro Entrenamiento “Crea contenido Smart  y aumenta las ventas”, para que puedas conocer una nueva estrategia para impulsar tu negocio.